PREGUNTAS FRECUENTES

 11ª Pregunta

El pasado domingo, 1° de Cuaresma, mi Párroco presentó el
nuevo Misal, pero no explicó por qué se había hecho un nuevo
Misal, ni en qué era distinto al anterior. Por ello le agradeceria
que me explicase por qué se cambió el Misal y, sobre todo, cuales
son los principales cambios respecto al anterior.


Respuesta. Me agrada mucho tu pregunta, ya que supone que no solo “vas a oir Misa, sino que deseas asistir con una participación activa y consciente.
Aunque no soy un experto en Liturgia, procuraré explicarte las principales novedades del nuevo Misal.


1) Se procuró que la traducción fuese muy fiel a la versión original en latín y, por supuesto, a las palabras pronunciadas por el Señor. Que por tanto fuese una traducción y nunca una interpretación.


2) El texto del “Gloria a Dios en el cielo no puede cambiarse. Hasta ahora con frecuencia en las Misas cantadas se cantaba un Gloria, cuyo texto se parecía muy poco al original. En adelante eso no podrá hacerse.

3) Tiene nuevos formularios de Misas y un nuevo Prefacio.


4) Insiste en una pausa de silencio cuanto el Sacerdote dice “oremos” antes de rezar la oración.
5) Manda que las preces (la oración de los fieles) las haga un solo lector. Hasta ahora en algunas Misas las hacían varios lectores.


6) Al leer el evangelio es importante que los fieles miren al ambón. Así se destaca la importancia del Evangelio: es el propio Jesucristo el que habla.

7) Ponerse de pie cuando el sacerdote dice “orad, hermanos…” El nuevo Misal insiste en algo que ya debe hacerse antes: los fieles deben ponerse en pie cuando el Sacerdote dice: “Orad, hermanos, para que este sacrificio. Muchos fieles suelen continuar sentados
mio y vuestro hasta que el Sacerdote dice levantemos el corazón.
Cuando dice esa frase ya debemos estar en pie; no dice levantemos el cuerpo sino “levantemos el corazón porque el cuerpo ya está en pie.


8) Las palabras de la consagración del vino.

El cambio más importante, y que extrañó a no pocos fieles se refiere a las palabras de la consagración del vino: antes el Sacerdote decía: “Este es el cáliz de mi sangre…que será
derramada por vosotros y por todos los hombres..” Ahora en el nuevo Misal se dice: “Este es el cáliz de mi sangre… que será derramada por vosotros y por muchos…”. La nueva fórmula es la que expresa de forma más exacta literal las palabras pronunciadas por Jesucristo en la
última Cena,
según las refieren el Evangelio de san Mateo (26,28) y el de san Marcos (14, 28)

La otra fórmula, más que una traducción exacta, fue una interpretación, hecha sin duda con la intención de que se entendiera que Jesucristo es el Salvador de todos los hombres. Pero debe tenerse en cuenta que esta salvación no se produce de una manera mecánica y general, sino que exige la participación de cada persona. Jesucristo salva al hombre, pero el hombre tiene que dejarse salvar
La salvación, como el amor, es cosa de dos. De poco vale que Jesús quiera salvarte si tu no quieres ser salvado.

Sin duda serán muchos los que acepten la salvación que Jesucristo nos ofrece, pero no puede asegurarse que sean “todos” los que la acepten. Por eso la fórmula del nuevo Misal es mucho más fiel a la realidad y, sobre todo, a las palabras pronunciadas por el Señor en la última Cena y que el sacerdote debe repetir en cada Misa.

9) Arrodillarse durante la consagración.
El nuevo Misal insiste en algo que ya estaba mandado y es lo siguiente:
Todos los fieles estarán de rodillas en la consagración, desde el momento en que se destapa el
caliz y el sacerdote impone las manos sobre el pan y el cáliz”.

Es lamentable que en muchas iglesias son mayoría los fieles
que no se arrodillan durante la consagración, a pesar de estar mandado. Por eso
pareció necesario insistirlo en el nuevo Misal- Y no debía ser necesario mandarlo porque, si te fijas un poco, los bancos de las iglesias tienen una tabla para sentarse y otra para arrodllarse. Si no hubiese que arrodillarse ¿para que se pondría esa tabla que, a veces, estorba a los pies?
Logicamente hay excepciones: el Misal indica tres:

a) problemas de salud

b) la estrechez de lugar

c) la aglomeración de gente.


Naturalmente, si una persona tiene una pierna rota o tiene artrosis, no puede arrodillarse. Y en una fiesta de san Benito, cuando se sacan los bancos para que quepa más gente, los fieles están
apretujados, tampoco pueden arrodillarse.
Pero en cualquiera de esos casos, “la persona que no se arrodilla debe hacer una inclinación profunda cuando el sacerdote hace genuflexión después de mostrar a los fieles el Cuerpo y la Sangre del Señor”

10) El rito de la paz
La paz debe darse sólo a quienes se tiene más cerca.
Es muy importante esta nueva observación, ya que en muchos lugares se rito se convertia en un cierto jolgorio pasaban de un banco a otro para dar la paz a todos los conocidos en medio de risas. Y no es eso.

Se trata de un rito importante. En la oración que le precede, el
Sacerdote pronuncia una oración que dice: “Señor Jesucristo, que
tus Apóstoles “la paz os dejo, mi paz os doy…”

Y seguidamente el sacerdote dice “la paz del Señor esté siempre con vosotros”. Y luego invita a darse la paz. unos a otros.
Por tanto, el Señor nos da su paz; y esa paz del Señor, que luego nos ofrece el sacerdote, nos la transmitimos a los que estan a nuestro lado o, como máximo, a los que están más cerca.
Cuando en una Misa de boda sale un grupo de invitados a “dar la paz” a los novios, lo que hacen es darles la enhorabuena en medio de risas y carcajadas; pero no están transmitiendo la paz, del Señor. Y algo semejante sucede en no pocos funerales: salen de los bancos a saludar a los familiares del difunto; y lo que hacen, no es transmitirles la paz del Señor, sino darles el pésame.
Y no es eso, no es eso. Lo que se hace en esos casos podria calificarse como una profanación del rito de la paz.
Por eso el nievo Misal reitera lo que ya estaba mandado: “que cada uno exprese sobriamente la paz sólo a quienes tiene más cerca”
Y el sacerdote no debe abandonar el presbiterio durante el rito de la paz.

11) Reverencia antes de comulgar
Antes de dar la comunión, el Sacerdote muestra la santa Hostia y dice “El Cuerpo de Cristo.
Y el fiel responde “Amen”, comulgando inmediatamente delante del Sacerdote.

Por tanto, no se puede recibir la santa Hostia en la mano y marchar sin llevarla a la boca. Debe comulgarse delante del Sacerdote.

Además el nuevo Misal insiste en que “antes de comulgar,
hay que hacer la debida reverencia, es decir, inclinación profunda o genuflexión antes de
comulgar”.
Hay algunos cambios más, pero estos son los más importantes.
Espero que esto te sirva para que siempre participes en la santa Misa de forma consciente y piadosa.

 10ª Pregunta


CUARESMA

Mi madre me dice que no podemos comer carne  lo Viernes. Por que no vamos a comer carne los viernes?

Cuaresma es el tiempo de preparación para la Pascua: los 40 dias anteriores Domingo de Resurrección del Señor. Empieza el miércoles de ceniza y termina Jueves Santo por la tarde, antes de la Misa de la Cena del Señor, con que se inaugura el triduo Pascual.

La Cuaresma recuerda los 40 años que el pueblo de Israel pasó en el desierto mientras se encaminaba hacia la Tierra Prometida, con todo lo que supuso de cansancio, hambre y sed… pero al fin el pueblo elegido llegó y gozó de esa tierra maravillosa.
También para nosotros la Cuaresma es el tiempo de penitencia que nos prepara para la Pascua, en la que celebramos la victoria de Cristo sobre el pecado, la muerte y el mal, y por ello, la Pascua es fiesta de alegría y de gozo espiritual.

Los 40 días de la Cuaresma también nos recuerda los 40
días que Moisés pasó en el monte Sinaí
antes de recibir las Tablas de la Ley, los diez mandamientos.

Y también nos recuerda los 40 días que el Profeta Elías
caminó por el desierto para encontrase con Dios
en el monte Horeb.
Y, sobre todo, los 40 días de la Cuaresma nos recuerdan los 40 días que Jesús pasó en el desierto antes de empezar su misión de predicación del Evangelio y salvación de los hombres. De igual manera -dice el Concilio- la Iglesia se une todos los años, durante los 40 dias de la Cuaresma, al misterio de Jesús en el desierto.
La Cuaresma ha sido, es y será siempre un tiempo favorable para convertirnos y volver a Dios, Padre lleno de misericordia.

Si le hemos ofendido gravemente, Dios nos espera como al hijo pródigo, con los brazos abiertos para abrazarnos en el sacramento de la Penitencia en la Confesión.

Y si estamos en gracia y amistad con Dios, la Cuaresma será el tiempo apropiado para purificarnos de nuestras faltas y pecados pasados y presentes.
El espíritu penitencial de la Cuaresma se manifiesta en el color morado de la casulla, la ausencia de flores, la ausencia de música instrumental; la supresión del aleluya
el ejercicio del vía crucis y la confesión pascual.

Los medios principales que nos recomienda la Iglesia son:


1) Recibir el sacramento de la Penitencia: con verdadero arrepentimiento y propósito de enmienda, es decir, prometer al Señor que nos esforzaremos en no volver a pecar. Y después de
confesarnos, recibir la sagrada Comunión.


2) La abstinencia los 5 viernes de Cuaresma: no se puede comer carne, pero sí caldo de carne
Eso era un sacrificio muy grande antiguamente porque no se podía comer carne, ni huevos, ni caldo de carne. Pescado apenas lo había. Entonces… pero hoy… Por eso, aunque debemos cumplir con esta obligación, debemos
añadir por nuestra cuenta otros sacrificios voluntarios, por ej: abstenerse de murmurar, de tener rencos? y malos deseos; abstenerse incluso de cosas que no son malas, como de merendar, de fumar, de tomar postre o cafe; ver menos la TV, comer sin sal.

3) Hacer obras buenas como dar una limosna, visitar a un enfermo. Y rezar más, como el rosario en familia, leer y meditar el Evangelio, hacer el vía-crucis, cualquier obra de caridad o de piedad, sobre todo aquella que nos cueste un cierto sacrificio.
De este modo, iremos limpiando y purificando nuestra alma durante la Cuaresma, para poder llegar a la Pascua más limpios, más en gracia y amistad con Dios y recibir el perdón y la salvación que Jesucristo nos ganó con su muerte de cruz y su resurrección gloriosa.

 9ª Pregunta

MIERCOLES DE CENIZA

Mi madre quiere que vaya el miércoles a poner la ceniza, que sentido tiene?

Miércoles de ceniza es el primer dia de la cuaresma no solo para los católicos, sino también para los anglicanos y la mayoria
de las ramas protestantes, se celebra 40 días antes del domingo de Ramos, por eso no
ene una fecha fija, sino que depende de cuando caiga la Pascua, puede ser entre el 4 de febrero y el 10 de marzo.

Por qué miércoles?

Cuando en el siglo IV se fijó la duración
de la Cuaresma en 40 días, esta comenzaba en Domingo, 6 semanas antes de
la Pascua. Pero en el siglo VI se dio gran
importancia al ayuno cuaresmal. Y como desde el principio nunca se ayunó el domingo por ser día de fiesta, día del Señor. Entonces
se determinó que Cuaresma comenzase el miércoles.

Por qué se impone la ceniza?

a) Porque en los tiempos cuando querían expresar dolor espiritual y arrepentimiento, se cubrían la cabeza de ceniza.

b) Porque la ceniza quiere recordarnos que la vida es frágil y corta; y que el cuerpo se convertirá en ceniza; por eso debemos disponernos a la conversión y al arrepentimiento de los pecados.

Dónde se compra esa ceniza?

Esa ceniza se obtiene de quemar
los ramos bendecidos el Domingo de Ramos del año anterior.

Cómo se impone?

No hay reglas fijas: depende de las costumbres locales. En los países de tradición latina, la ceniza suele imponerse en el pelo. En los países anglosajones, suele
frente. En especie pasta agua bendita, y se marca la casos, mientras se impone, se dice una de estas frases: “Recuerda que eres polvo y al polvo volverás”; o
conviértete y cree en el Evangelio.

Cuanto tiempo hay que tener la ceniza en la cabeza o en la frente?

Lo que quieras. Algunos, especialmente las mujeres, se la quitan al volver al banco. Otros, esperan a que vaya cayendo.
Hace falta que la imponga un Sacerdote? No: el Sacerdote debe bendecirla, como bendice otros objetos pero, para imponerla, puede ser ayudado por un seglar.

Miércoles de ceniza, al igual que viernes Santo, es día de ayuno y abstinencia. El ayuno obliga desde los 18 años hasta los 59.

La abstinencia obliga a partir de los 14: pero los enfermos o los que realizan trabajos de especial esfuerzo no están obligados.

  8ª Pregunta

Soy devoto de San Juan Bautista y me gustaria saber por qué lo mataron si entonces no habia persecuciones religiosas.

Respuesta:  Con mucho gusto te explicaré brevemente quien y por qué lo mató:

EL CASTILLO DE MAQUERONTE

Altivo y fiero, arrogante y vigilante, se levantaba más allá del Mar Muerto ese castillo.

Flavio Josefo nos dice que lo mandó levantar Herodes el Grande con suntuosidad, fuerte por fuera y lujoso por dentro. Ofrecía, pues, las ventajas de seguridad y de placer al mismo tiempo.

Herodes Antipas era un hombre sensual: lo suyo eran las fiestas, el lujo y el placer. Ahora pasaría ya de los cincuenta y vivía amancebado con su cuñada Herodías, esposa de su hermano Filipo. Era, por tanto, un adúltero, y quebrantaba las leyes religiosas y civiles. Pero era el Rey, y la gente callaba. Pero no todos callaban. Se levantó una voz, “la voz que grita en el desierto”: JUAN BAUTISTA.

Juan Bautista le echa en cara su pecado. Le dice que no puede abandonar a su legítima esposa para vivir con su cuñada; le dice que está cometiendo adulterio, un grave pecado; y le dice que, además, con su conducta, está escandalizando al pueblo.

Herodes entonces lo encarceló en el castillo de Maqueronte. Lo hizo, sobre todo, influenciado por Herodías, porque esta mujer adúltera, que convivía con Herodes, tenía sed de venganza; deseaba acallar aquella voz que le había echado en cara su pecado. Esperaba que llegase el momento oportuno para vengarse; y ese momento se presentó con ocasión del cumpleaños del Rey.

Herodes celebra su cumpleaños en Maqueronte; invita a los grandes del Reino; la fiesta es desbordante. A los postres una hermosa joven de diecinueve años irrumpe en el banquete: es Salomé, la hija de Herodías.

El baile de la joven enardece el corazón de Herodes. Loco de pasión, le dice: “Pídeme lo que quieras, y te lo daré; aunque sea la mitad de mi Reino”. La chica sale un momento, consulta con su madre y vuelve rápida; decidida, le dice: “Dame ahora mismo en una bandeja la cabeza de Juan Bautista”.

El Rey le cumple el deseo, y manda que corten la cabeza a Juan Bautista. Trajeron su cabeza en una bandeja y la entregaron a la joven, y esta se la llevó a su madre. Así murió el que era “más que profeta”, y “el más grande de los nacidos de mujer”, en frases de Cristo.

Aquella voz profética fue apagada por los devaneos de una mujer adúltera, inmoral y vengativa. Pero, al fin, siempre triunfa la verdad y la virtud. Y aquel hombre que predicó la verdad y practicó la virtud, se convirtió en SAN JUAN BAUTISTA. (Tomado de la Hoja parroquial de Rubians)

7ª pregunta:

EL MES DE MAYO, MES DE LA VIRGEN?

Mi abuela me dice que este mes debo rezar a la Virgen, porque Mayo es el mes de la Virgen. Y yo pregunto: ¿Si la Virgen María es nuestra madre, ¿no debemos amarla y rezarle todos los meses?

 

Respuesta: Tienes toda la razón del mundo. La Virgen es nuestra Madre, porque Jesucristo en la cruz nos la entregó cuando dijo al Apóstol san Juan: Ahí tienes a tu Madre”. Y en aquel momento san Juan nos representaba a todos nosotros. Por eso, por ser nuestra madre, a la Virgen debemos amarla todos los meses, y todos los días y minutos de nuestra vida; y debemos hablarle todos los días, como hacen los hijos con su madre; y hablarle es rezar.

Pero también tiene razón tu abuela, porque desde antiguo los católicos quisieron dedicar de forma especial este mes de mayo a la Virgen. Y ¿por qué este mes?  Porque es el mes más bonito del año, el mes de las flores; y la Virgen María es la más hermosa flor del jardín de Dios; es la mejor flor, que traería el mejor fruto. Esa flor es María y ese fruto es Jesús.

En otros tiempos, en las distintas parroquias las jóvenes recorrían cada semana las huertas en busca de las flores más bonitas para hacer un arco que adornaría aquella semana la imagen de la Virgen. Y cada día se rezaba el Rosario, no solo en la iglesia, sino también en todas las casas católicas: toda la familia reunida en torno a la imagen o el cuadro de la Virgen, nuestra madre.

Es verdad que los tiempos han cambiado; pero el amor no cambia nunca. Y, menos, el amor de los buenos hijos hacia su madre.

Pensemos: ¿Cómo manifiestas tu amor a la Virgen especialmente en el mes de mayo? — ¿Besas cada noche su imagen o su estampa? — ¿Le rezas cada día con amor tierno y con devoción sincera?

Dile muchas veces esta hermosa oración: “Madre de Dios, madre mía, mientras mi vida alentare, todo mi amor para Ti.  Más, si mi amor te olvidare; madre mía, aunque mi amor te olvidare, Tú no te olvides de mí”.

P.D. Saluda a tu abuela de mi parte, y dile que te explique cómo se rezaba a la Virgen cuando ella era niña.

Pregunta :

Soy un hombre al que le gusta llamar al pan, pan; y al vino, vino. Me disgusta ver que a algunos de mis nietos los han bautizado con nombres rarísimos, que no encuentro en ningún santoral. Les pregunto a mis hijos cuando es su santo para hacerles un regalo, y contestan que no lo saben. ¡Qué pena!

Por favor, dígame si es correcto ponerles nombres como Enzo, Leo, Rubi, Hera, Laila, Ada, Aroa, Sela,Oliver, Yerai, y otros semejantes.

Respuesta: Comprendo su disgusto. Es posible que alguno de esos nombres esté en el santoral de otra nación, pero la mayoría seguramente son sacados de las películas. Y el pobre niño se  quedará sin poder celebrar el día de su santo.

 

La Iglesia determina claramente lo siguiente: Procuren los padres, los padrinos y el párroco que no se imponga un nombre ajeno al sentir cristiano”. Pero en esto no pocos padres no cumplen lo que la Iglesia quiere y manda. Y como el nombre se lo ponen en el Registro civil antes del bautismo, el párroco muy poco puede hacer. ¿Negar el bautismo? no procede; ¿añadirle un nombre cristiano? Se hizo a veces, pero eso puede traer luego problemas al niño, al no coincidir su nombre en los documentos civiles y en los documentos religiosos.

La única solución es que los padres, actuando con más responsabilidad, elijan un nombre del santoral. Hay libros con más de cinco mil nombres posibles en los distintos idiomas.

Pregunta :

Reverendo Padre: Soy una mujer anciana y recuerdo que, cuando era joven, los niños se bautizaban cuanto antes, normalmente al día siguiente del nacimiento. Resulta que mi nieta tuvo un hijo hace ya tres meses y todavía no está bautizado. Yo le digo que hace mal retrasándolo tanto, y discutimos. Dígame: ¿quién tiene razón?

Respuesta: Es usted quien tiene razón. La Iglesia manda textualmente: “Los padres tiene la obligación de hacer que los hijos sean bautizados en las primeras semanas; cuanto antes después del nacimiento, e incluso antes de él, acudan al párroco para pedir el sacramento para su hijo y prepararse debidamente”.

Por tanto insista para que su nieta, como buena católica, cumpla lo mandado por la Iglesia en bien de su hijo, para que cuanto antes reciba la gracia del sacramento y se convierta en hijo de Dios y miembro de la santa Iglesia católica.

Pregunta :

Soy una mujer casada civilmente, no por la Iglesia. Me invitaron a ser madrina de una sobrina que va a ser bautizada, y resulta que el párroco no me lo permitió. ¿Tiene derecho a impedírmelo?

Respuesta: Pues sí, tiene el derecho y el deber. Entre las condiciones que se requieren para ser padrino o madrina, se exige que “lleve una vida congruente con la fe y con la misión que va asumir”. Y si usted convive maritalmente con un hombre sin haber celebrado el sacramento del Matrimonio, su vida no es congruente con la fe católica, sino que está en clara oposición a la doctrina de la Iglesia. Y la misión que asume una madrina es colaborar con los padres en la educación católica de su ahijada, colaboración que debe ser no solo de palabra, sino sobre todo con el ejemplo; y está claro que su matrimonio civil no es un buen ejemplo para la niña.

Pregunta :

Le escuché una vez a mi párroco que, para ser padrino de bautismo, es necesario haber cumplido dieciséis años, y resulta que en otra parroquia me consta que un chico de quince fue admitido como padrino. ¿Cuál de los dos Párrocos actuó correctamente?

Respuesta: Seguramente los dos actuaron correctamente. Me explico: el canon 874 del Código de Derecho Canónico establece que, para que alguien sea admitido como padrino de bautismo debe cumplir varias condiciones, y una es que tenga dieciséis años. Pero añade: “a no ser que, por causa justa, el párroco o el ministro consideren admisible una excepción”. Esa excepción no ha de ser caprichosa, sino “por causa justa”. Intentaré explicarlo: Si uno joven al que le faltan unos meses para cumplir los dieciséis años quiere ser padrino de bautismo, y se trata de un chico que asistió siempre a la catequesis y, por tanto está bien formado, y además suele participar todos los domingos en la santa Misa; en ese caso no hay duda que hay una causa justa para hacer una excepción en cuanto a la edad, ya que su formación y práctica religiosa es bastante superior a la de otros con más edad.

En lo que el párroco no tiene facultades para hacer excepciones es en lo referente a la exigencia de que esté confirmado.

Pregunta :

Un hijo mío tiene gran interés en ser padrino de un sobrino, pero nuestro Párroco no se lo permite porque no está confirmado. ¿Tiene razón el Párroco o se trata de un capricho, porque mi hijo no va mucho a Misa?

Respuesta: Su Párroco tiene razón. De ninguna manera puede permitir que su hijo sea padrino si no ha recibido el sacramento de la Confirmación. El Código de Derecho Canónico en su cano 874 dice claramente que “para que alguien sea admitido como padrino es necesario (entre otras condiciones) que sea católico y este confirmado”.

Por tanto no se trata de un capricho, sino que, como buen Sacerdote, su Párroco cumple y hace cumplir una norma que no es de su parroquia, ni siquiera de su Arzobispado, sino de la Iglesia universal.

1ª Pregunta :

SOBRE LOS PADRINOS DEl BAUTIZO

 Una amiga mía dio a luz un niño y naturalmente quiere bautizarlo, pero le gustaría que dos amigas suyas fuesen las madrinas. Yo le dije que eso no es posible. ¿Qué opina usted?

Respuesta: Tiene usted razón. El cánon 873 del Código de Derecho Canónico dice textualmente “Téngase un solo padrino o una sola madrina, o uno y una”. Por tanto, si su amiga quiere que su hijo tenga dos, necesariamente deben ser un hombre y una mujer, pero nunca dos hombres ni dos mujeres.

 

 

 

 

 

2 pensamientos en “PREGUNTAS FRECUENTES”

  1. Estimado D. Crisanto, dos preguntas similares:

    ¿Por qué se exige esos requisitos a los padrinos del Bautismo y, en cambio, a los padres no se les exige nada, incluso pueden pedir el Bautismo para su hijo viviendo en adulterio?
    ¿No cree usted que es mejor que el niño crezca y pida el Bautismo con uso de razón en vez de convertirlo en hijo de Dios mediante el Bautismo con la práctica total seguridad que llevará una vida apartada de Dios al ser educado por unos padres que así viven?

    1. Estimada Paula López

      Muy interesante tus preguntas. A la primera debo decirte que la razón de que se exija a los padrinos unas condiciones que no se exige a los padres, es muy sencilla:
      Si se exigiesen esas condiciones a todos los padres, muchos niños quedarían sin bautizar y, por tanto, privados de un bien tan extraordinario como es el sacramento del Bautismo, ya que los padres no pueden elegirse. Ni tú, ni yo, ni nadie pudo elegir a sus padres. En cambio, los padrinos pueden elegirse; y, si unos no son aptos lo serán otros. En resumen, los padres no se eligen, los padrinos pueden escogerse entre centenares. Elijamos los que puedan ayudar al aniño a ser un buen cristiano.

      Referente a la segunda pregunta que haces, la respuesta es NO, de ninguna manera. Si creemos que el sacramento del Bautismo es un inmenso regalo de Dios, debemos procurar que el niño lo disfrute cuanto antes. ¿Dejar que él elija cuando sea mayor? Respondo con otra pregunta: ¿Sería bueno no enviar al niño al colegio hasta que sea mayor y decida libremente? Si el padrino desease abrirle una cuenta en el banco “X” con una importante cantidad e dinero ¿sería acertado negárselo y esperar a que el niño sea mayor y decida de qué banco quiere ser cliente?

      Por último, en cuanto a que con “total seguridad llevará una vida apartada de Dios al ser educado por unos padres que así viven” no coincido contigo por lo siguiente: La doctrina de la Iglesia determina lo siguiente: “Para bautizar lícitamente a un niño, se requiere que haya esperanza fundada de que el niño va a ser educado en la religión católica; si falta por completo esa esperanza debe diferirse el Bautismo” (Canon 868). Ahora bien, esa esperanza puede darse por el compromiso de los padrinos, o de los abuelos, o de otros familiares, de preocuparse de la educación católica del niño en sustitución de sus padres. De todas maneras, en el caso de que no haya esperanza fundada de que el niño será educado en la religión católica, entonces tienes tú razón de que el bautismo debería diferirse.

      Gracias por el interés que manifiestas en lo referente a la religión que practicas. Cordialmente.

Los comentarios están cerrados.